¿PROBLEMAS DE PRÓSTATA?

¿PROBLEMAS DE PRÓSTATA?

¿PROBLEMAS DE PRÓSTATA?

Ayer 15 de septiembre, se celebra el día Europeo de la Salud Prostática, para informar a los hombres sobre los problemas de salud que pueden afectar a la próstata, y la concienciación de la importancia de realizar chequeos médicos habituales, sobre todo si aparecen determinados síntomas.

La próstata es una glándula que forma parte del aparato reproductor masculino y su función es producir un líquido que forma parte del semen. Se sitúa justo debajo de la vejiga, rodeando la uretra y en condiciones normales tiene el tamaño de una nuez.

La hiperplasia benigna de próstata, es la patología más común asociada a esta glándula, sobretodo en hombres a partir de los 60 años. La hiperplasia benigna de próstata se presenta con los siguientes síntomas:

  • Aumento de las ganas de orinas, sobre todo por las noches.
  • Dificultad para orinar o escozor.
  • Disminución del calibre micción o interrupción del chorro al orinar.
  • Dificultad para comenzar a orinar, o la sensación de que no has vaciado completamente la vejiga.


Aunque el sufrir hiperplasia benigna de próstata, no aumenta la probabilidad de padecer cáncer de próstata, hay que realizar un seguimiento ya que los síntomas son muy parecidos. Si se padecen estos síntomas, habría que hablar con el médico para que haga un diagnóstico o prescriba el tratamiento farmacológico correspondiente.

Por otro lado, cada año se diagnostican unos 30.000 casos de cáncer de próstata en España, siendo el segundo tipo de cáncer más frecuente en hombres. La supervivencia del cáncer de próstata ha ido aumentando con el paso de los años, ya que los tratamientos se han optimizado y se han establecido medidas de cribado y diagnóstico temprano.

Para prevenir problemas prostáticos es indispensable seguir algunas pautas:


1. Realizar chequeos médicos regulares: es especialmente importante someterse a revisiones anuales, en especial varones con edad avanzada. A partir de los 50-55 años los hombres empiezan a tener lugar una serie de alteraciones hormonales que pueden provocar que la próstata empiece a crecer de forma progresiva. Estas revisiones ayudarán a la detección precoz.


2. Comer sano y equilibrado: ayuda a controlar los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata, como el aumento de la frecuencia urinaria y la urgencia por orinar. Es recomendable comer 5 piezas diarias de frutas y verduras, así como alimentos ricos en proteínas y agua. Además, hay que evitar al máximo las grasas saturadas que son nocivas para la próstata.

3. Mantener una buena hidratación: es conveniente tomar un litro y medio o dos de agua al día para mejorar la micción y el entrenamiento vesicular. Sin embargo, debería restringirse la ingesta de líquidos en situaciones concretas, como previo a viajes largos para reducir la necesidad de miccionar frecuentemente durante el viaje, o bien, justo antes de acostarse para reducir el número de veces que se necesite levantar por las noches a orinar.

4. Evitar o restringir el consumo de alcohol y cafeína: el exceso de alcohol puede provocar problemas, como una vejiga hiperactiva o hiperplasia benigna de próstata, debido a que es un irritante de la próstata.

5. Hacer ejercicio y evitar sobrepeso y obesidad: la actividad física diaria ayuda a controlar los niveles de grasa de tu cuerpo. Hay que moverse al menos 30 minutos al día: caminar hacia el trabajo, subir escaleras, ir al gimnasio, etc.

6. Dejar de fumar: representa una actitud positiva para mantener en buenas condiciones la salud de nuestro organismo y que éste sea lo suficiente resistente ante posibles enfermedades.

7. Tener una vida sexual activa: favorece la salud de la próstata, ya que así ésta se mantiene activa.

Related products

Por favor espera...