Hoy vamos a hablaros de las botas tipo Walker, una órtesis para pie y tobillo que nos permite la inmovilización al igual que las escayolas de toda la vida, pero nos aporta una mayor comodidad, ventajas en la evolución de la recuperación, si la lesión nos lo permite, y siempre bajo recomendación del facultativo, se puede retirar para lleva a cabo la higiene diaria o retirarlo para que el rehabilitador pueda llevar a cabo su trabajo, evitando una pérdida del tono muscular, como ocurriría con la escayola convencional.

Éste producto, permite una gran inmovilización, facilita la marcha al paciente durante el tratamiento, aportándole seguridad y protección durante la deambulación. Durante su uso, descarga de la articulación tibio-tarsiana y amortigua la carga sobre sobre el calcáneo y talón, proporcionando bienestar y una mayor seguridad al paciente.

En el mercado podemos encontrar varios tipos de WALKERS, que podríamos clasificarlos de la siguiente forma:

Por su longitud: largos o cortos, los walkers cortos se utilizan para lesiones que afectan al pie y la bota walker larga está más indicada para lesiones en tobillo, tibia y/o peroné.

Por su articulación: articulados con control de flexo extensión o fijos

Por su estructura: Bivalvos o con dos tutores laterales.

Por sus características: que incorporen neumáticos o no (sistemas de inflado que permiten una mayor inmovilización de la articulación dentro de la bota)

¿Para qué tipo de lesiones estarían indicados los WALKERS?

Corto: Esguince de ligamentos de tobillo grado II, fascitis plantar crónica, post-traumatismos del pie, tratamiento conservador de lesiones del tarso, metatarso y falanges, fracturas del pie, post-cirugía de tejidos blandos, tendones y ligamentos del pie…

Largo: Esguince de ligamentos de tobillo grados II y III, post-traumatismos, tratamiento conservador de lesiones del tarso, metatarso y falanges, fractura estable distal de tibia y peroné, fracturas de pie y tobillo, post-cirugía del tendón de Aquiles, post-cirugía de tejidos blandos, tendones y ligamentos, fisuras de tibia y peroné…

Y con la excusa de este post, queremos presentaros este nuevo producto que nos ha llegado a la farmacia-ortopedia, el modelo W315 walker bivalvo fijo neumático de EMO.

 

CARACTERÍSTICAS

- Órtesis inmovilizadora del tobillo a 90º.

- Gran estabilidad y facilidad de adaptación gracias a su estructura bivalva y el ajuste neumático regulable.

- Botín almohadillado que amortigua los impactos durante la deambulación.

- Diseño ligero, resistente y muy estable.

- Compresión homogénea alrededor de todos los contornos de pie, tobillo y pantorrilla.

- Seguridad y protección durante la deambulación.

-  Suela con forma de balancín antideslizante que facilita la marcha completa.

- Sistema de cierre y ajuste mediante cinchas con velcro.

- Permite la incorporación de cuñas.

- Tratamiento alternativo al botín de escayola.

- Modelo alto: permite cubrir toda la longitud de la tibia.

 

Esperamos que os haya gustado y que en caso de necesidad no dudéis en visitar Farmacia-Ortopedia Altemir.